jueves, 15 de julio de 2010

Maldito Tyson

Maldito Tyson


En un día pueden pasar muchas cosas... o ninguna. No es cuestión de tiempo. Un minuto, un segundo es suficiente para que todo cambie. ¡Maldito Tyson! Podía haberse quedado en casa. ¿Por qué siempre tiene ganas de pelea?

No hay comentarios:

Publicar un comentario