sábado, 11 de septiembre de 2010

Naturaleza muerta

El balcón de delante


No fue por el balcón, ni por la baranda o la persiana. El motivo de este dibujo fueron los troncos secos, abandonados, que veía sin remedio cada día desde mi ventana, y la tierra gris que ocupaban ya desenraizados, abatidos y olvidados.
Naturaleza muerta: cacharritos que a nadie incomodan dispuestos para el lujo. Quien guste de las naturalezas muertas que busque en otro sitio.

1 comentario:

  1. No fue por las cosas bonitas que nos deslumbran, sino por lo viejo, lo que ya ha vivido, lo auténtico.
    El arte es una manera de mirar, una manera de vivir, y con esta mirada tuya a ese balcón das señal de tu faceta artística. Enhorabuena!
    Teresa

    ResponderEliminar