lunes, 31 de octubre de 2011

miércoles, 21 de septiembre de 2011

FRAGMENTO

Fragmento

Me gustan esos grandes carteles con que anuncian las exposiciones, pequeños fragmentos de pintura, de cerámica o de dibujos o grabados, fotografiados y mil veces agigantados. Puedes ver detalles increíbles que ni el mismo artista apreció con tanta precisión. Me gusta ver el color de cerca o el carbón desmenuzado, el material necesario rebelándose, adiestrado pero imponiendo su personalidad.
Y... ¿fragmento de qué? Por primera vez me he fijado en esta parte de una pintura que más de una vez he estado dispuesto a tirar para hacer sitio a tanto cachivache que tan poco utilizo. Pero hoy, al ver este fragmento aumentado en la pantalla, he pensado que era lo que necesitaba. Hoy no es día de grandes reflexiones, mejor color que alimente... lo que sea.

Me ha gustado ver el cartón sobre el que pinté (humilde tapa de caja de embalaje) la mezcla de colores, la textura de los grumos de pigmento...

Por cierto, la figura central es una pelota de fútbol. El resto... mejor os lo imagináis.

martes, 19 de julio de 2011

CASA

Casa


Hay lugares exquisitos, artificialmente elegantes y dispuestos con todo cuidado para la representación más sofisticada. Otros, en cambio, se acomodan a la actividad humana que los ocupa, amontonando enseres y envejeciendo acompasadamente, como este piso donde vivimos durante unos años.
En realidad, padecía de mal de tiempo desde el primer día y poco se podía hacer por ocultarlo. Ninguna línea recta en las paredes ni en los suelos, ningún perfil metálico dando brillo o modernidad al escenario. Maderas astilladas cerraban los balcones dejando pasar el frío en invierno y el ruido en toda época. Los alicatados acumulaban humedades en su interior y su relieve semejaba un mapa topográfico. Las baldosas del suelo componían alegres sinfonías y todo temblaba al ritmo del tránsito de los autobuses y de las perforaciones que, una vez tras otra, convertían la calle en mina de arcilla y barro.
Así que lo normal era despreocuparse por ciertas cosas, y dejar que fuera un hábitat humano, casi la única solución. Lo que se ve es lo que se hacía. Sin ocultar nada que no fuéramos nosotros. Nuestra música, nuestros libros, nuestras mesas de trabajo o de dibujo y la televisión..., como siempre, mostrando quienes somos.
Allí vivimos. Y aunque el dibujo es tan inexacto como la memoria, me recuerda algo más que el espacio: la humanidad que contenía y de la que, finalmente, huimos en busca de un hogar menos difícil.


sábado, 25 de junio de 2011

CRISIS Y COMPETENCIA

Crisis y competencia


En lo alto de los arrogantes rascacielos la calle era solo una idea apenas percibida, un lugar no climatizado donde gentes, sin más identidad que el testimonio de sus compras, se desplazaban en direcciones previsibles hacia áreas de negocio y competencia.

Desde las ventanas se veían volar diminutos pájaros por debajo de la mirada y el crecimiento era un valor reconocible: la altura y densidad de los grandes edificios colindantes lo determinaban.

Pero más allá de los pisos intermedios, siempre rodeados por nubes que evitaban contemplar paisajes innecesariamente humanos, el hormigón se sustentaba en verdes ladrillos de piel de manzana que poco a poco los insectos devoraban. Hubo un día en que todos levantaron orgullosos un piso más; aquel fue el definitivo.

domingo, 5 de junio de 2011

UN MUNDO INCIERTO

Pastor



Mirar. Ver. Conocer. Saber.
Quizás un pastor en un cuadro de El Greco. Sus ojos sobre la luz, conociendo en un instante todas las respuestas.
Quizás un joven del siglo XXI interpretando un nuevo mensaje en su celular. La revelación de un mundo incierto.



viernes, 27 de mayo de 2011

INDIGNADO

Indignado


Hoy somos más y lo estamos aún más. Indignados.

Así que recupero un dibujo. Da igual cuándo y dónde. Sirve.

No es esto lo que imagino otros días para este lugar. Pero a veces toca realismo.

Los lápices sirven para muchas cosas.


martes, 17 de mayo de 2011

LA DANZA

La danza


¿Clásica o contemporánea? ¿Él, ella o ellos? Yo no sé bien. No puedo decidir si se acercan apasionadamente o si se separan desconsolados, si son unos brazos abiertos (ligeramente descompensados por la flexión de la rodilla izquierda hacia adelante) o si se trata del instante en que comienzan a girar los patinadores siguiendo el ritmo frenético de una danza rusa.

Imagina y ponle título. Y si solo ves flores... está bien. Al fin y al cabo, menos es, trazos de grafito.

viernes, 29 de abril de 2011

En las costuras de la vida

Cuando crece la hierba

Entre grietas, en las costuras de la vida, emergiendo sobre el hormigón que cubre la ciudad, crece, infatigablemente, la hierba.
Al mirar por la ventanilla del coche, parado en un semáforo, vi estas espigas. Ligeramente cimbreadas por el viento, se levantaban entre los adoquines, ante un pequeño muro del que se desprendían viejas cerámicas, ya reventadas y descoloridas por el sol y la lluvia. Vida emergiendo entre la ruina permanente de la ciudad, entre el declive inexorable de lo que fue nuevo por un día. Esquivando la permanente amenaza de las calles, requiere los lugares que en un tiempo lejano, más antiguo que los intermitentes neones, fueron suyos.


martes, 19 de abril de 2011

martes, 22 de marzo de 2011

De grúas y pesadas cargas

Grúa

Para liberarse de pequeñas o grandes cargas sobre sus hombros, utilice... grúas.
Sencillas, cómodas y pequeñas grúas que usted mismo puede dibujar y que le permitirán recobrar la ligereza al caminar, en muy poco tiempo.
Inmediatamente notará los beneficios de las grúas en su vida, la liviana sensación sobre sus espaldas, la recuperación de la mirada al frente tras el abandono de su pesada carga.
Si no puede dibujarlas usted mismo, copie la que ve en esta página cuantas veces quiera. Nuestra misión es liberarle de su carga como antes lo hicimos con la nuestra. No nos lo agradezca, sencillamente, disfrute de su nueva situación.
En cuanto a la carga, recuerde que no es reciclable, abandónela sin miramientos en cualquier lugar donde no pueda volver a molestarle y, sobre todo, procure que nadie más deba soportarla.

domingo, 13 de marzo de 2011

Pintando nada (en rojo)

Nada (en rojo)

Recuerdo a un niño incapaz de dibujar un muñeco, a mi madre cogiendo un lápiz de color para acabar de pintar una simple pelota que yo no podía terminar, un libro de notas con un suspenso en el apartado de trabajos manuales y una caligrafía infame, incluso para mí mismo. Pero también me recuerdo hojeando un libro escolar de historia hasta toparme con una imagen que me paralizó y enrojeció mis ojos. Nunca podré pintar nada que emocione tanto a otros pero sí puedo gozar pintando, a veces pintando nada, pero pintando.


martes, 8 de marzo de 2011

Florecer

Maceta


Esta ingravida maceta, fuera de lugar y tiempo, recuerda la pasada Navidad o anuncia la cercana primavera.
En cualquier caso, nadie sabe exactamente qué hace. Si acaso, florecer en blanco y negro, lo que no es poco ni mucho. Florecer... ya es bastante.


miércoles, 16 de febrero de 2011

Según se mire

Paisaje

¿Qué pintamos hoy? ¿Mar o montaña? No sé... Según se mire.