viernes, 18 de julio de 2014

PHILIP GUSTON, ENTRE BOMBILLAS Y SUELAS DE ZAPATO

Philip Guston Pintando fumando comiendo

Philip Guston callejón perro

No es fácil valorar la obra de Philip Guston, ni tampoco es posible olvidarla. Todo en sus pinturas elude las tradiciones, convenciones y cánones del arte. Desde luego, no puedes apreciar belleza y no parecen preocuparle demasiado ni el color, ni las formas. Así que primero no haces mucho caso, pero pronto la memoria regresa a ese rosa apagado, a esa composición indiferente.
Para captar el enigma, nada como papel y lápiz. Copiar para comprender el sentido, el misterio de la permanencia en el recuerdo del difícil Philip Guston, que me obliga a ver y a dibujar bombillas y suelas de zapato y calles y estancias y almas desesperanzadas.                
 

1 comentario:

  1. Contràriament al que ens han fet creure...copiant s'aprèn.
    Salut!

    ResponderEliminar