jueves, 2 de julio de 2015

SOY YO


Es bien extraño dibujar. A veces no consigues ni un sencillo trazo que haga reconocible un tomate y otras, el lápiz viaja con seguridad militar.   
Esa es la historia de este retrato. Un día, mientras hablaba por teléfono, arranqué una hoja del bloque de papel para notas y fui haciendo sin pensar. Cuando colgué, sorpresa: ese soy yo. 
En apariencia, diréis que no soy yo, pero yo sé que soy yo aun sin serlo. Quizás no se parezca mucho a mí y, desde luego, es más joven y tiene los ojos más abiertos de lo que yo nunca los tuve, pero pasa como con esos paisajes que renacen al amparo de una corriente (que si impresionismo, que si expresionismo...) con nuevos colores y formas que los muestran mejor que una fotografía de postal. 
Así que no hay nada más seguro con menos argumentos ni nada más incierto que sea más verdad: ese soy yo.      

1 comentario: